Todos sabemos lo rápido que nuestros hijos ensucian su ropa y lo difícil que es eliminar ciertas manchas. Evitar que los bebés y niños pequeños se manchen es una tarea complicada, pero eliminar las manchas aparentemente más resistentes es más sencillo de lo que puede parecer.

Algunas manchas difíciles de eliminar en la ropa de bebé y ropa para niños son el pegamento, las marcas de rotuladores o bolígrafos, los chicles o los restos de papillas, fruta, salsa de tomate, huevo, helado, chocolate...

Para ayudarte a eliminarlas, recurrimos a una serie de consejos que hemos ido aprendiendo con el tiempo a base de batallar con manchas imposibles en cualquier tipo de prenda. ¡Esperamos que te sea de gran ayuda!

 

Manchas del cuerpo en la ropa de bebé y ropa para niño

è Manchas de vómito

Durante los primeros meses, los bebés regurgitan con frecuencia, por ejemplo, después de las tomas, y los niños pequeños suelen vomitar cuando se ponen enfermos.

Para eliminar las manchas de estos escapes conviene introducir la ropa de los niños primero en agua fría. De esta forma la mancha se diluye un poco.

Luego aplicamos un quitamanchas.

A continuación, lavamos la prenda siguiendo las instrucciones de la etiqueta. Si es una prenda delicada, conviene lavarla a mano. Si es un tejido sintético la introducimos en la lavadora con normalidad.

è Manchas de orina

Los escapes son habituales cuando los bebés utilizan pañales. Esta situación también es normal cuando el niño pequeño está aprendiendo a controlar esfínteres. Además, ¡todos los niños tienen algún descuido!

Para eliminar las manchas de orina de la ropa de los bebés y niños, tenemos que introducir primero la prenda en agua fría para ablandar la mancha. Luego, al igual que con el vómito, si queremos aplicamos un producto quitamanchas. El paso siguiente es lavarla con normalidad, en la lavadora o a mano si lo requiere el tejido.

è Restos de sangre

Nuestro truco casero para la sangre.

Si la mancha ya está seca, podemos utilizar un quitamanchas y dejar la prenda en un barreño con agua y detergente durante un par de horas. Después lavamos la prenda de forma habitual.

Al principio, cuando los niños empiezan a caminar, es normal que se caigan debido a un tropezón, por lo que es normal que se hagan algún rasguño y manchen su ropa con pequeñas motas de sangre.

Los niños más mayores pueden sufrir accidentes debido a su inagotable energía y curiosidad. Por esta razón, a veces, fruto de un golpe, podemos encontrarnos con alguna herida que mancha de sangre en su camisa, camiseta, pantalón...

Para eliminar las manchas de sangre, conviene introducir la prenda con la mancha todavía fresca en un barreño con agua fría. Luego lavamos la prenda siguiendo las instrucciones de la etiqueta. Otra posible solución es aplicar sobre la mancha de sangre un chorro de agua oxigenada.

 

Manchas de comida en la ropa de los bebés y niños

è Papilla en la ropa de los bebés y niños pequeños.

La introducción a la alimentación sólida implica para el bebé probar alimentos nuevos. También es el paso del biberón a la alimentación con cuchara. Al principio somos los padres los que damos de comer al bebé. Más tarde nuestro hijo tiene que aprender a comer solito, sin ayuda.

Es en este momento cuando su ropa se llena de manchas y churretones de papillas o purés. Para eliminarlas, introducimos la prenda en agua caliente durante un par de horas. Luego seguimos las instrucciones de lavado que señala la etiqueta.  

è Fruta o salsa de tomate en las prendas de los niños pequeños

Los bebés empiezan a tomar fruta a partir del quinto o sexto mes, según las indicaciones del pediatra. A partir de este momento es fácil que nuestro hijo se manche. Los restos de fruta se eliminan introduciendo la prenda en agua fría durante una hora.

Una vez transcurrido este tiempo, seguimos las indicaciones de la etiqueta y lavamos la prenda de ropa en la lavadora. Podemos hacer lo mismo para quitar las manchas de salsa de tomate, tan habituales en los niños pequeños.

è Manchas muy dulces: leche, helado, chocolate o huevo

Las manchas de leche, helado, chocolate o huevo también son muy propias de los niños pequeños. Si queremos eliminarlas, primero aplicamos un poco de detergente en la zona manchada. Dejamos esperar y luego lavamos la prenda siguiendo las instrucciones de la etiqueta.

También, para eliminar las manchas de chocolate en tejidos de algodón, podemos aplicar agua caliente. Si es lana o seda, mezclamos agua y un poco de amoníaco.

En cambio, otra solución para eliminar el huevo es lavar la tela con detergente y agua oxigenada diluida en agua.

è Manchas de chicle pegadas en la ropa

¿Quién no se ha pegado nunca un chicle en la ropa? Para eliminar esta mancha, frotamos con un cubito de hielo la zona y esperamos tres minutos.

Cuando la goma de mascar se ponga dura, intentamos retirarla con una espátula. Luego lavamos la prenda siguiendo las instrucciones de la etiqueta.

 

Manchas de material escolar en la ropa para niño

è Pegamento para escolares

Las manchas de pegamento son habituales en la ropa de los escolares. Para eliminarlas, aplicamos un quitaesmalte y lavamos la prenda siguiendo como siempre las indicaciones que marca la etiqueta.

è Pinturas escolares, bolígrafos y rotuladores

Para las pinturas escolares, enjuagar la prenda manchada de pintura fresca y lavar en la lavadora. En cambio, si queremos eliminar una mancha de rotulador o bolígrafo, introducimos la prenda en agua fría y la dejamos en remojo toda la noche.

Al día siguiente la lavamos de forma habitual. Si la mancha es antigua, frotamos la marca con un quitaesmalte y luego la lavamos siguiendo las instrucciones de la etiqueta.

 

Esperamos que te haya servido de ayuda y que la próxima vez que te enfrentes a un manchurrón en la ropa de tu bebé o niño sepas reaccionar de forma correcta para eliminarla.